Nuevos negocios: Tec Solutions es una empresa de desarrollos puntuales, con tecnología para cada cliente y con énfasis en el servicio.

“Hay un alto nivel de precariedad en informática: fábricas que tienen una superficie de una manzana se manejan con el Excel”, opina Carlos De Bernardi. Lo contrario también pasa: “A veces un sistema estandarizado es demasiado grande para lo que necesita una empresa en particular. Se ve mucho en CRM (customer relationship management).” Por eso, él y su socio Víctor Vitulio no consideran que lo suyo sea la programación, sino que definen a Tec Solutions como a una empresa dedicada a brindar soluciones informáticas. “En esta actividad pasa mucho que se tiran números y plazos sin haber calculado realmente el tiempo que el trabajo demandará. Entonces, cuando las horas estimadas se agotan y el cliente no ve resultados, empieza el desgaste”, explica De Bernardi.

Tec Solutions, en cambio, prefiere empezar por hacer un análisis de lo que necesita el cliente, asesorarlo y luego instrumentar una solución. “Si podemos programar nosotros la solución o armar el equipo que la lleve a cabo, lo hacemos”, indica el emprendedor. “Pero primero hacemos un análisis exhaustivo, y recién después le decimos la inversión que le requerirá y el plazo que demandará”.

Mucho de lo que Tec Solutions hace tiene que ver con aplicaciones de Internet. “La semana pasada nos llama un cliente para decirnos ‘tengo un problema con este dominio web’. Le contestamos: ‘Cortás el servicio el viernes, trabajamos todo el fin de semana; y el lunes, con algunos ajustes a la mañana, volvés a estar operativo’”, cuenta De Bernardi. Y así lo hicieron. “Al día siguiente, vino el cliente a pagar y a preguntarnos qué más podía hacer con nosotros, porque hacía meses que otros le estaban dando vueltas con el mismo problema”, añade.

Siempre online

Y es que parece que, aun en la época de la conectividad full time, sigue siendo un valor agregado el hecho de que un proveedor mantenga siempre el celular encendido. No hay un sector de la actividad económica que requiera los servicios de Tec Solutions más que otros; la firma también trabaja tanto con clientes grandes como con pequeños. Su foco es “dar servicio y acompañar”, en palabras de De Bernardi.

Vitulio (quien estudió Ciencias de la Computación en la UBA) y De Bernardi (Administración en la UCA) se conocieron a través de una clienta en común, una emprendedora a quien el primero le estaba haciendo el sistema informático y el segundo, diseño web.

“Habíamos hecho todo lo que se dice que no hay que hacer, como largar los trabajos que teníamos antes sin haber armado el proyecto propio”, confiesa De Bernardi. “Armar nuestra empresa juntos consistió en golpear puertas diciendo ‘por favor, queremos trabajar’, hasta que un cliente nos dio la primera oportunidad, y seguimos”.

Claro que para eso habían invertido antes $ 60.000. Era 2009 y los destinaron básicamente a la compra de equipamiento y alquileres. Para este año proyectan una facturación de $1,8 millones. El equipo se compone de un “core” de 4-5 personas, que puede ampliarse en función de los proyectos. Muchos de ellos son desarrollos de aplicaciones, con precios al cliente desde los $30.000.

“Siempre tuvimos ganas de tener un producto propio, un software desarrollado por nosotros pero para el mercado internacional”, afirma De Bernardi sobre las perspectivas de su emprendimiento. “Ya tenemos algunos clientes afuera, pero siempre nos dedicamos más al servicio, pensando que el negocio era que a los clientes les vaya mejor que a nosotros y que nos recomienden”.

FUENTE: IECO CLARIN, por Paula Ancery. 30-10-2016