Congreso global de emprendimientos 2016: Medellín fue la sede del encuentro mundial del que participaron pequeños empresarios innovadores de más de 150 países.

Los idiomas, las texturas y los colores se mezclaban en el centro de convenciones Plaza Mayor de Medellín, el espacio que albergó durante tres días al Congreso Global de Emprendedores (GEC, por sus siglas en inglés). Más de 3.000 asistentes en representación de 150 países estuvieron en el evento que se viene haciendo en distintas ciudades desde hace 8 años y por primera vez se realizó en un país hispanoparlante. Más que un curso de autoayuda y un intercambio de buenos deseos entre los audaces que se lanzan a armar su propio proyecto, el GEC se centró en la potencia de los emprendimientos como motores de transformación social.

En este aspecto, la voz cantante la llevó María Contreras-Sweet, la encargada de la oficina de Small Business del gobierno de los Estados Unidos. La funcionaria nació en Guadalajara, México, y a los cinco años emigró con su familia a Estados Unidos. Fue a la universidad, armó una consultora especializada en marketing latino y en 2006 fundó el Banco ProAmerica, que apuntaba a las pymes de esa comunidad. Tras construir su propio camino como empresaria, Contreras-Sweet desembarcó en el gabinete de Barack Obama en 2014 y pocos días después del encuentro de Medellín acompañó a su presidente en su visita a la Argentina.

El Small Business Network of Americas (SBNA) asiste a 20 países en el continente con un compromiso de financiamiento por US$35 millones. Durante la gestión de Mauricio Macri como jefe de Gobierno de Buenos Aires, empezó a gestarse un lazo que se reforzó en la reciente visita de Obama. El plan es abrir en el país un centro de desarrollo para asistir a los emprendedores locales. El acuerdo incluirá cooperación técnica y transferencias metodológicas. En principio no supone apoyo financiero, pero podrían llegar a otorgarlo en el futuro. Hoy la ayuda que recibe Colombia a través de este acuerdo alcanza los US$30 millones anuales. Funcionarios de la SBNA estimaron que podría lograrse algo similar para la Argentina.

Mariano Mayer es el secretario Pyme de la administración Macri y estuvo en el encuentro de Medellín. “Venimos trabajando con el gobierno de Obama en un acuerdo para apoyar a pymes emprendedoras. Estamos estudiando distintos modelos de trabajo con emprendedores en países como Japón y Brasil para ver cuál es el que nos conviene implementar. Lo que nos interesa del SBNA es que se trata de un centro mixto, donde no solo participa el Estado, sino también el sector privado y las universidades y hay un muy buen seguimiento a las pymes para evaluar cómo instrumentan la ayuda que reciben. Porque la política pública tiene que buscar un objetivo y una vez que lo consigue, los fondos públicos tienen que retirarse. La innovación y el emprendedorismo pueden cambiarles la vida a las personas. Esto ya lo teníamos estudiado con el Proyecto Nido que llevamos adelante en la villa 1-11-14”, cuenta Mayer, con referencia a una serie de talleres de capacitación que implementaron en ese barrio.

“El emprendimiento es una fuerza poderosa para sacar a las personas de la pobreza. Yo nací en México y como inmigrante conozco el poder del emprendimiento y ahora estoy en el Gabinete. Eso es movilidad social. El emprendimiento puede cambiar la vida de las personas”, le dijo Contreras-Sweet a iEco.

En Medellín, la funcionaria destacó que el GEC es clave para que las sociedades progresen y los países mejoren la competitividad. También destacó la importancia de que los funcionarios a cargo de emprendimientos y pequeñas empresas trabajen en conjunto. “De la misma manera en que los ministros de Defensa se reúnen para discutir los temas de seguridad o los de comercio se encuentran para definir tratados, nosotros estamos aquí para integrar una agenda de trabajo que nos permita acceso a mercados y que nos dé el conocimiento sobre las mejores prácticas a nivel global”.

La funcionaria le puso números al efecto de los emprendimientos en la economía real. “La fuerza de nuestra recuperación económica desde la crisis de 2008 se debe, en gran parte, a pequeñas empresas, columna vertebral de la economía de Estados Unidos. Las pymes crean dos de cada tres nuevos empleos del sector privado. Por ejemplo, en febrero, crearon 148.000 de 214.000 puestos que se añadieron a la economía del país”.

En el plenario de ministros hubo consenso en torno a que el apoyo estatal es vital para sostener a los emprendedores. “Es vital que los gobiernos desarrollen nuevos mecanismos de participación para las pymes en las compras públicas y que consideren más flexibilidad en los impuestos y en los enfoques regulatorios”, dice uno de los puntos de la declaración final.

La otra figura relevante del evento fue Jonathan Ortmans, presidente de la Red Global de Emprendimiento. Este británico de 52 años dejó dos consejos básicos para los emprendedores: que explorar en muy bien el mercado antes de poner su negocio en práctica y que se tomen un tiempo para “validar la idea”. Esto es, que no se apuren en llevarlo rápidamente a un nivel de desarrollo que podría exponerlos a perder dinero. “Hay que invertir tiempo para probar y no cansarse de testear, sin preocuparse si la idea no se consolida pronto”, sostuvo. También remarcó que es importante contar con flujo de caja y no esperar ganar dinero enseguida. “Hay que informarse, asesorarse y no ser ingenuo ante el mercado”.

Pero en la misma línea de la prédica de Contreras, Ortmans insistió en que la piedra angular del emprendimiento “no debe ser solo ganar dinero, sino generar y desarrollar una idea que cree valor social, que cambie la vida de los que rodean al emprendedor”.

FUENTE: Ieco Clarín, por Annabella Quiroga. 03-04-2016