Nueva tendencia: De la mano de emprendedores, en su mayoría jóvenes, estos modernos restaurantes sobre ruedas funcionan en festivales y eventos privados. Están a la espera de una legislación que los regule.

De la mano de emprendedores, en su mayoría jóvenes, estos modernos restaurantes sobre ruedas funcionan en festivales y eventos privados. Están a la espera de una legislación que los regule.

HECHO COMO EN USA

23-un-negocio-gastronomico-diferente-hollywood-dogs

Los socios de Holliwood Dogs, Alejo Pérez Zarlenga y Santiago Sabaté, ofrecen desde sus tráilers –tienen dos– hot dogs americanos con carne cien por cien vacuna. “No fue nada fácil al comienzo. Trajimos la receta desde California, pero nos costó mucho convencer a los frigoríficos para que la elaboren, porque nadie quería parar su producción para abastecer a un food truck”, cuenta Pérez Zarlenga. La oferta se completa con una salsa de Chili a base de solomillo y cuadril, que también trajeron de Estados Unidos. “La historia de esa salsa es muy importante para nosotros, porque la receta original es de un restaurante muy famoso de California, adonde iban a comer las grandes estrellas de Hollywood y que cerró hace muchos años. Tuvimos la suerte de que un socio capitalista norteamericano es amigo del dueño y la consiguió para nosotros”, cuenta, entusiasmado.

Como muchos emprendimientos, éste nació en una cena entre amigos. Entre bocado y bocado, salió el tema de los food trucks, que ambos habían visto en Estados Unidos. Cuentan que, casi si darse cuenta, cuando llegaron al postre, tenían un plan de negocio armado. “Entendimos que Buenos Aires es una ciudad con un ritmo muy similar al de Nueva York, donde la gente tiene poco tiempo para almorzar y que los food trucks son una solución rápida y de calidad. Los eventos y festivales son, por ahora, un parche. O, mejor dicho, un camino orgánico que hay que transitar para que la gente nos vaya conociendo y también para que este rubro vaya ocupando un lugar en la agenda política. Porque somos un negocio pensado para salir a la calle”, dice Pérez Zarlenga.

Desde su punto de vista, lo importante es tener una buena administración del negocio ya que, asegura, es bastante estacional. “De septiembre a abril, se trabaja mucho. Pero, de mayo a agosto, la actividad baja por el frío, de modo que hay que prepararse bien para soportar los meses malos.”

MEDIO ORIENTE CUYANO

Los hermanos Samir y Farid Massud son mendocinos descendientes de sirios libaneses y, aunque ninguno estudió formalmente cocina, aprendieron de la familia las delicias de la comida árabe. Cuando el año pasado decidieron incursionar en el negocio de los food trucks no dudaron de cuál iba a ser su especialidad: shawarma, empanadas y dulces árabes.

Arabian Food Trucks comenzó a funcionar en octubre de 2014, representando a El Líbano en las ferias gastronómicas culturales. “La idea es que la gente se traslade al Medio Oriente y, para eso, acompañamos el servicio con música y con la danza de una odalisca”, describe Samir.

El constante turismo de Mendoza es, para los socios, una oportunidad que les permite trabajar sin brechas estacionales. En verano tienen la Fiesta de la Vendimia y la de la Cerveza, pero también casamientos, cumpleaños o eventos de empresas. Ahora, con el frío y la nieve, los Massud trabajan para hacer temporada en los centros de esquí de la provincia. Sin embargo, como los porteños, esperan una ley que les permita salir a la calle.

“Yo soy administrador de empresas y mi hermano es contador. Ambos estamos ejerciendo las profesiones, pero la idea es ir dejándolas de lado a medida que vayamos creciendo con Arabian; o, en todo caso, ejercerlas para este negocio”, dice Samir. El tinte de sus profesiones se ve reflejado en un plan de negocios, en el que se proponen expandirse al resto de las ciudades del país y, aprovechando las cortas distancias, desembarcar en Chile.

Mientras esta tendencia se asienta, Samir asegura que ya recuperaron los $ 150.000 de inversión inicial y, con el mismo negocio, lograron comprar otra máquina para shawarma y estar al día con los sueldos de sus colaboradoras, que son las parejas de cada uno. “Sabemos que es así y más a los comienzos. Por ahora, mi hermano y yo no retiramos dinero porque seguimos reinvirtiendo, pero que el negocio sea autosustentable es una buena señal”, destaca.

EN CÓRDOBA Y PARA CÓRDOBA

Los cuatro socios que lanzaron Black Pan, en Córdoba, dicen ser de los primeros en tierra mediterránea.

Además, conformaron la Asociación provincial, para convocar a otros emprendedores de la región que se estén iniciando en los food trucks y trabajar en conjunto para conseguir una ley que los habilite. “Vamos a necesitarla para poder vivir de este modelo de negocio, porque con los eventos no alcanza. Necesitamos que esto funcione de lunes a viernes. Podés dedicarte exclusivamente a los eventos grandes que convocan mucho público, pero se pierde el concepto del food truck como se conoce en el mundo, que es estar en la calle”, explica Marcelo Pierini, uno de los socios.

Pierini, Gastón Zabala, Sergio Blanco y Sebastián Juárez, los cuatro socios de Black Pan, son todos chefs. Sus recetas de hamburguesas, asegura Pierini, son de carne vacuna, con bajo contenido de grasa y no tienen aditivos ni conservantes. Otra es vegetariana y próximamente lanzarán una libre de gluten, apta para celíacos. El pan también lo elaboran ellos y uno es el que le inspiró el nombre del emprendimiento. “Una de las hamburguesas viene con un pan negro, con el mismo sabor que el blanco de las hamburguesas, pero negro”, cuenta. A diferencia del proyecto de Ley presentado en Buenos Aires, el de Córdoba reclama que sean habilitados también los tráilers, en tanto puedan demostrar que cumplen las normas de seguridad e higiene. “Acá, son muy fuertes los carros de choripán, que están muy afianzados desde la década de 1980. Por lo tanto, lo que pedimos es poner la menor cantidad de barreras a los food trucks y cuidar mucho la estética de nuestros puntos de venta”, cuenta.

Además de las hamburguesas gourmet, los socios plantean una propuesta con packaging y cubiertos reciclables. También se manejan exclusivamente con proveedores cordobeses para valorizar y promocionar a los productores locales. Pierini, además de Black Pan, es el fundador de Seta Gourmet, un bazar profesional con ocho sucursales en el país y una en Montevideo, Uruguay. Además de ofrecer el equipamiento que otros emprendedores pueden necesitar, Pierini está armando una nueva unidad de negocios que incluye el asesoramiento para la puesta en marcha de un food truck.

FUENTE: Ieco Clarín, por Laura Andahazi. 21-09-2015