PRECIOS Y COSTOS

DEFINAMOS QUE ES PRECIO

El precio es el valor, en dinero, que se da a un producto o servicio para ser vendido.

¿Pero qué comprende el precio de venta?

Este precio de venta deberá ser suficiente para cubrir diversos conceptos dependiendo  si se  trata de un comerciante o de un productor.

Para el comerciante el precio de venta deberá cubrir:

  • Los costos de venta.
  • Los costos fijos.
  • El margen de utilidad o ganancia.

En cambio para el productor el precio de venta deberá contemplar:

  • Los costos de producción.
  • Los gastos de ventas.
  • El margen de utilidad o ganancia.

 

EL PRECIO DE VENTA Y LOS COSTOS DE UN COMERCIANTE.

En este caso el precio debe contemplar los costos variables, los costos fijos y un margen de ganancia. Veamos entonces cómo fijamos nuestro precio.

A – Costos variables:

Son todos aquellos que varían con relación a la mayor o menor venta que tengamos en nuestro negocio. Incluye el valor de compra que pagamos al productor o al proveedor del producto que vendemos, y también lo que gastamos en concepto de publicidad, comisiones, fletes, etc. Es decir todo lo que gastamos que tenga directa relación con la venta del producto. Por ejemplo, el costo de venta en un comercio podría resumirse así:

  • El costo de mercadería que vendemos.
  • Las comisiones por ventas.
  • La publicidad.
  • Las promociones.
  • Los fletes.
  • Los gastos de reparto a domicilio.
  • Los gastos de empaque (bolsitas, papel, etc.).
  • Otros gastos que tengan relación directa con la venta del producto.
 B.-Costos fijos:

Son todos aquellos costos en que incurrimos para que el negocio esté en condiciones de funcionar, sin interesar el volumen de venta que tengamos en nuestro negocio. En este concepto incluimos el alquiler, la energía eléctrica, la provisión de agua potable, la línea de teléfono, el sueldo de los empleados, las cargas sociales, el mínimo del impuesto a los ingresos brutos, las tasas y cánones municipales, y lo que nosotros  percibimos o retiramos por el trabajo que desempeñamos en el negocio. Si tenemos un vehículo (moto, camioneta) para reparto, el seguro y el impuesto automotor, se consideran costos fijos.

Resumiendo, los costos fijos de un comercio podrían ser:

  • El alquiler
  • La luz
  • El agua
  • El teléfono
  • Los sueldos de los empleados
  • Las cargas sociales de esos sueldos
  • La remuneración que percibe el dueño por su trabajo en el negocio
  • El mínimo Ingresos Brutos
  • Las tasas y cánones municipales
  • El seguro para el vehículo
  • El impuesto automotor (patente)
  • Otros gastos que se realizan para funcionar y que no dependen de la venta que hagamos en nuestro negocio.

C -Margen de ganancia:

Es lo que pretendemos ganar del producto. Es un porcentaje aplicado sobre el total de costos, y a modo de ejemplo digamos que puede ser del 15 por ciento (15%).

Para poder comprender mejor veamos el caso de un comerciante que tiene un costo total de un producto de $ 44. Entonces el 15% de $44 es $6,6.Por lo tanto el precio de venta sería $ 50,60.-

Hasta aquí hemos calculado un precio de venta aplicando a nuestro costo total un porcentaje (15%) que es sólo un ejemplo. Consideramos solamente nuestros costos y la ganancia que queremos obtener. Es decir, nos hemos fijado sólo en nuestro negocio.

Pero para fijar un precio de venta también debemos estar atentos a lo que ocurre  con otros factores, lo cual nos dará una mejor orientación, como por ejemplo:

  • Los clientes tienen distintos niveles de ingresos, lo cual determina su capacidad de compra. Quienes tienen ingresos bajos se fijarán especialmente en los precios, quienes poseen ingresos más importantes no contemplarán tan atentamente el precio.
  • Hay que observar los precios que está cobrando la competencia, y compararlos con los que calculamos nosotros. Quizá tengamos que bajarlos un poco para atraer más clientes.
  • El tipo de artículo que vendemos también es importante tener en cuenta al fijar el precio. No es lo mismo vender artículos de primera necesidad que artículos de lujo o artesanías.
  • También es importante considerar la época en que se está vendiendo. Para los que venden ropa, es necesario tener en cuenta los cambios de estación, para las liquidaciones por cambio de temporada.
  • Los cambios en las modas puede hacer la variar el precio.
  • La poca demanda de un artículo puede hacernos bajar el precio para así poder venderlos.
  • Además hay que estar atentos a la evolución del producto en el mercado, ya que si hay abundancia del producto su precio irá a la baja; la escasez del mismo puede provocar el efecto contrario.

Resumiendo, el precio es el dinero que queremos recibir por vender nuestro producto, y debe cubrir los costos de venta, los costos fijos y un margen de ganancia; pero para fijar el precio definitivo debemos considerar también lo que ocurre con nuestros clientes, la competencia, el mercado del artículo que comercializamos, y las características especiales del producto.

EL PRECIO DE VENTA Y LOS COSTOS DE UN PRODUCTOR.

En este caso dijimos que el precio debe ser suficiente para cubrir los costos de producción (fijos y variables), los gastos de ventas, y el margen de utilidad o ganancia. Entonces determinaremos el precio de nuestro producto calculando:

 A – Costos de Producción:

Son los que son necesarios para poder producir un artículo. Este valor lo conseguimos sumando los costos fijos y los costos variables. Entonces definamos que son costos fijos y costos variables para el productor:

* Costos fijos

Son los que no varían, o varían muy poco ante un aumento o disminución en la cantidad de unidades producidas. Y como hemos definido en el caso del comerciante, son los necesarios para que el negocio funcione. Aquí podemos tomar los mismos ejemplos que enunciamos anteriormente.

* Costos variables:

Son los que cambian ante un aumento o disminución en la cantidad de unidades producidas.

Los costos variables más importantes son por ejemplo:

  • La materia prima: Son todos los materiales que se transforman, son parte del producto, y podemos identificarlos fácilmente. Por ejemplo, en la fabricación de una mesa, la madera es la materia prima. En la construcción de una pared, los ladrillos.
  • Los insumos: Son los materiales que por lo general no se transforman durante la fabricación del producto, y que no se identifican fácilmente como parte de éstos. En el ejemplo de la mesa, la lija, los clavos, la cola, la masilla, el lustre, son insumos.
  • La mano de obra: Es la remuneración del personal que cobra por unidad producida.

Hay otros costos variables de producción pero que son de difícil identificación como los gastos de empaque, los gastos de traslado de materiales, y el desgaste de la maquinaria que utilizamos para producir.

B – Costos de Venta

Son los gastos necesarios para poder vender el producto.

Una vez producido el artículo tenemos que venderlo, entonces debemos incurrir con una serie de gastos como: la publicidad, las promociones, las comisiones, el flete, etc. Es decir, todos los gastos inherentes a la venta.

C – Margen de Ganancia

Es la utilidad que obtenemos del producto.

Por ejemplo, tomemos el caso de un carpintero. Para construir una puerta placa tiene un costo total de $ 600. A ese valor le aplicará un margen de ganancia del 45%. Entonces el margen sería $270. Por lo cual el precio será $870.-

Pero al igual que en el caso del comerciante, este importe podría no ser el definitivo. Hay que tener en consideración todos los elementos que a modo de ejemplo se dieron para el comerciante. Pero en el caso del productor tiene una importante influencia los conceptos de calidad que ya se explicaron. Por ejemplo en el caso del carpintero,  el cliente puede tener en cuenta el tipo de material con que fue fabricado la mesa, las terminaciones, el color, el tamaño, y todo ello al final podría influir en el precio.